miércoles, 6 de diciembre de 2017

Se acerca la Navidad y la hora de montar el pesebre. Qué pereza da encaramarse al altillo para rebuscar los adornos navideños... Pero qué rápido se nos pasa cuando vemos la ilusión que les causa  a nuestros niños... Y comienza el ritual: desembalar las cajas, colocar las figuras...  y, cómo no, cumplir con la tradición de visitar uno de los mercados navideños que se montan estos días en la ciudad. Hoy os propongo visitar el mercado navideño de la Sagrada Familia y el pesebre de Barcelona posiblemente más desconocido de la ciudad, el de este monumento. 

El de la Sagrada Familia es uno de los mercados navideños emblemáticos de la ciudad y está cerca de uno de los pesebres más admirados y a la vez menos conocidos: el pesebre del monumento diseñado por Gaudí. Yo misma no lo descubrí hasta hace unos pocos años y mira que había pasado veces... 

La fachada principal, la más antigua, la que construyó Gaudí, relata el nacimiento y primeros años de la vida de Jesús. Y como no podía ser de otra forma, acoge un pesebre de esculturas de piedra: con José, María y el niño Jesús; sus reyes magos, sus pastores, sus ángeles... 

En este fantástico video que ha realizado la Sagrada Família podéis verlo iluminado...


Un juego de pistas para aprender jugando

Para que los niños se impliquen en la visita y aprendan un poquito de la historia de este monumento y de ese genio que fue Gaudí, les he preparado un reto. En él los peques tienen que seguir un recorrido que comienza en la fachada de la Sagrada Familia, admirando el pesebre, y acaba en el mercado navideño que cada año se monta a pocos pasos de la basílica. Si lo consiguen, tienen premio. Y entre juego y juego van aprendiendo cosillas... 


Pesebre_Barcelona_ninos_Sagrada_Familia



Sólo tenéis que imprimir esta imagen, o descárgala en vuestro teléfono móvil o Tablet, para que vuestros niños lo puedan llevar consigo durante la salida. ¿Qué os parece?

Visita con niños a la Sagrada Família

La propuesta de hoy es un paseo para admirar el exterior de la Sagrada Familia, pero os recomiendo volver para entrar y admirarla por dentro. Porque si por fuera este monumento es singular e impresionante, por dentro aún lo es más. Es, sencillamente, espectacular.  Podéis haceros una idea con esta visita virtual.

Apenas organizan actividades pensadas para las familias con niños. Las visitas guiadas están pensadas para adultos y las audioguías solo están disponibles para niños mayores de 12 años, de manera que la mejor opción es hacerlo por libre si los críos son más pequeños. Y sobretodo reservad vuestras entradas con antelación y por internet.

Si la experiencia es buena y después de esta salida os animáis a visitar otros monumentos modernistas de la ciudad podéis consultar este avance de la guía Exploremos Barcelona! que publiqué hace un año y en el que propongo una ruta con niños por la Barcelona modernista

No hay comentarios:

Publicar un comentario